¿Con qué hago mi blog? Wordpress, un poco de historia (1)

Jose Miguel Sanchiz Francisco

Categoría: PWA

¡Buenas! Hoy quiero plantearos un tipo de post diferente. No voy a hablar especificamente de ningún servicio que ofrezcamos en La Webberia. Voy a hablar sobre los diferentes motores de blogs que existen y sobre cual hemos querido apostar en La Webberia.

De entrada quiero dejar claro que no soy un evangelista de ninguno de ellos, aunque si me tuviera que posicionar para serlo me decantaría por Ghost y en este post creo que voy a dejar clara mi postura. Tampoco voy a hacer un post poniendo a caldo a uno ni a otro ni a sacar solo sus partes malas, que las tienen. Todos son unos motores de blog, incluso CMS si así lo prefieres, buenísimo dependiendo de para qué quieras usarlo. Pero voy a pasar a los argumentos.

Para los que hayáis tenido la cabeza metida debajo de la tierra durante los últimos años, Wordpress se ha convertido en el motor CMS y de blogs de referencia. Se lanzó en el año 2003 como una herramienta para la creación de blogs, única y exclusivamente. Funciona bajo PHP, es de fácil instalación y es relativamente fácil de usar, aunque para mi la curva de aprendizaje es bastante alta, pero es cuestión de gustos, como siempre. Es de código “abierto” y lo mantiene la fundación Wordpress. Como dato espeluznante, ahora mismo, diciembre de 2016, el 27,3% de las webs activas que existen en Internet (mas de 1100 millones según internet live stats) usan wordpress como CMS, aunque si buscamos datos de tendencias vemos que esta bajando bastante en los últimos dos años.

Ahora mismo tienes dos posibilidades para crear tu blog en Wordpress, tienes la opción alojada, wordpress.com, donde puedes crear un blog sin preocuparte de nada, incluso tienen una opción gratuita, por si quieres comenzar a coste cero. A partir de ahí el resto de opciones son de pago, pero tampoco es que suponga un desembolso muy grande. Aquí tienes todas las opciones que te ofrecen. Y aparte de la opción alojada en wordpress.org puedes descargar la aplicación e instalarla en tu propio server. Muchos servicios de hosting también te ofrecen la posibilidad de instalar la aplicación en su servicio de hosting en un solo click.

Otra de las grandes ventajas de Wordpress es la cantidad de plugins y plantillas que puedes encontrar para el. Hay una comunidad de desarrolladores enorme y es muy fácil encontrar todo tipo de recursos, tanto gratuitos como de pago.

Y ¿solo me sirve para crear blogs? Pues no, se puede usar para prácticamente todo, desde crear un blog, una web del tipo que quieras, una API para alimentar una aplicación móvil, incluso puedes tener un Ecommerce. Y las posibilidades no paran de crecer. Y esto, aunque pueda parecer que son todo ventajas, es una de las cosas que hacen que Wordpress me guste más bien poco. Puedes hacer un montón de cosas, pero son muy pocas las que hace realmente bien. Cualquiera que haya tenido que mantener un sitio de Ecommerce bastante grande hecho con WooComerce, que es el plugin de comercio electrónico que usa Wordpress, sabrá de lo que le estoy hablando. Se convierte en una autentica pesadilla, no gestiona bien las bases de datos, consume un montón de recursos, etc. Y al final te das cuenta que no le puede hacer ni sombra a motores de Ecommerce que están dedicados a eso, como Prestashop, Opencart o Magento.

Otra de las cosas que no me gustan de Wordpress, lo he dejado caer en el párrafo anterior, es la cantidad de recursos que necesita para funcionar bien. Comparado con otros CMS “devora” recursos, sobre todo en la parte de la base de datos y en la parte de RAM, por lo que es algo que tienes que tener en cuenta a la hora de elegir el servidor donde lo vas a hacer correr, si no, al crecer el tráfico y el contenido te encontrarás con desagradables sorpresas.

Y he dejado para el final lo que menos me gusta de Wordpress, el tema de seguridad. Es un autentico coladero. No tiene, como viene por defecto, de un sistema de bloqueo de intento de login al alcanzar cierto número de intentos, por lo que es relativamente fácil, mediante ataques de fuerza bruta, que te puedan hackear el sitio web y colocarte links maliciosos, yo lo he vivido varias veces, e incluso caer en penalizaciones de google de las que es bastante complicado salir.

Suscríbete:

o vía RSS

También te puede interesar